El deber de la Banda Misionera Femenil es principalmente estimular y solicitar fondos misioneros para misiones domésticas como mundiales. Este grupo de mujeres asiste al pastor en la promoción de ofrendas misioneras cada mes, promueve impulsos misioneros especiales como las campañas de Misiones Mundiales de Marzo y Octubre, y se involucra en otras maneras para recaudar fondos.

El labor de las misiones no consiste únicamente en colectar regalos financieros. Las damas de la Banda Misionera Femenil colectan ropa y otras donaciones para el hogar y para los campos de misiones extranjeros, participan en la oración de intercesión, y asisten activamente en los programas de visitas y alcance de la iglesia local.

Adicionalmente, la Banda Misionera Femenil reconoce que las necesidades de las mujeres son muy diferentes hoy en día a las necesidades de las generaciones anteriores. Las mujeres son conscientes de sus necesidades personales, así como las necesidades de sus familias. La Banda Misionera Femenil reconoce este como el primer y más cercano campo misionero y ofrece un ministerio especial para las mujeres de la banda. Los programas del ministerio sirven para enseñar y capacitar a las mujeres para que sean mujeres efectivas de Dios, esposas y madres ofreciendo respuestas a las preguntas más difíciles de la vida.

¡Próximamente en Su Área!

Todas las damas están invitadas a unirse a la Banda Misionera Femenil para un tiempo de confraternidad y adoración con mujeres de todo el mundo.

Encontrar Un Retiro Cerca de Usted

¿Qué Puedo Hacer Para Alcanzar Mi Mundo?

Manos Que Comparten
Manos Que Comparten recauda dinero para las necesidades misioneras como la construcción de edificios o proporcionando transportación.

¡Dé hoy!
Equipos Misioneros
¿Escucha el llamado para entrar al campo misionero? Únase a uno de nuestros equipos para el próximo viaje misionero.

¡Solicite un Equipo!
Asociación de la Alianza Misionera ofrece un apoyo especial a los Supervisores Nacionales que están trabajando en sus campos de labor.

¡Patrocine a un Misionero!